El lujo en Porto Montenegro


Porto Montenegro se ha convertido en un destino vacacional de lujo después de su aparición como tal en la película de James Bond de 2006, “Casino Royale”. Se le suele conocer como el Montecarlo del Adriático. El pequeño país balcánico ha pasado a ser el destino favorito de turistas de clase media rusa y serbia a un destino imprescindible para las personas más ricas del mundo.

Ubicado en la esquina sur del mar Adriático, el destino cuenta con una vista panorámica de las aguas color turquesa, picos rocosos de montaña, casas de lujo de estilo veneciano frente al mar, un puerto náutico vibrante con la parte superior de tiendas de marca y restaurantes, y una zona de superyates impresionante. Antes, en el puerto solo se podían encontrar buques de guerra soviéticos y yugoslavos. Ahora, con su gran reforma estilo Costa Azul el lujo rebosa por todos los lados.

A los lugareños les gusta alardear de las zonas en las que se rodaron las escenas de la película de James Bond. Gran parte del atractivo de Montenegro proviene de su brillante mezcla de colores: aguas color turquesa, las verdes pinares, montañas ardientes que se mezclan con los cielos azules y playas de arena blanca de guijarros. Su belleza natural se ve mejor desde un avión aterrizando en el aeropuerto en la zona costera de Tivat, a solo 10 minutos en coche de Porto Montenegro.

Una vez en el suelo, surge una realidad diferente. Los visitantes pueden verse intimidados por las carreteras estrechas y llenas de baches y el tráfico atascado. De alguna manera, Porto Montenegro se ha restaurado para convertirse en la zona exclusiva que hace olvidar todo lo que la rodea.

Vacaciones,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *