El Castillo Sforzesco en Milán


Una de las ciudades más interesantes y visitadas del mundo es Milán, que ofrece una gran variedad de turismo a todos aquellos que decidan animarse a conocerla. Allí podrás ver monumentos espectaculares que reflejan la historia de un país que ha influido muchísimo en todo el mundo. Uno de los grandes atractivos que tiene es el Castillo Sforzesco, que fue en su día la sede y residencia del ducado de Milán, además de uno de los grandes palacios europeos.

Está en el casco antiguo de la ciudad, por lo que es muy fácil encontrarlo incluso aunque no lo estés buscando. En su interior tiene un espectacular parque, el Parque Sempione. Su construcción comenzó en el siglo XIV y se reconstruyó varias veces con el paso del tiempo. Sufrió graves daños con los bombardeos del año 1943 durante la Segunda Guerra Mundial pero lo reconstruyeron totalmente y parece que no haya sufrido nada de eso. Es de un interés arquitectónico valiosísimo.

En este castillo puedes encontrar actualmente varios de los museos de los más importantes que hay en la ciudad, lo que supone una auténtica experiencia al visitar las mejores colecciones de arte en un mismo lugar. Los museos que están aquí son el Museo de Arte Antiguo, el Museo de Mobiliario, el Museo de Instrumentos Musicales y la Colección de Artes Aplicadas, la colección de Achille Bertarelli y dos secciones del Museo Arqueológico (la de Egipto y la de Prehistoria).

También podrás disfrutar de una visita a la Pinacoteca del Castello Sforzesco, en la que hay una espectacular colección de arte que incluye piezas como la Madonna de Andrea Mantegna Trivulzio, la Piedad Rondanini, el manuscrito de Leonardo da Vinci (Codex Trivulzianus) o la última escultura que hizo Miguel Ángel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *