Consejos para alquilar un apartamento en vacaciones


Cuando vamos de vacaciones hay un montón de tipos de alojamiento entre los que podemos elegir. Normalmente siempre queremos un hotel o un hostal, pero hay otras opciones que también nos pueden salir muy rentables, especialmente si nuestra estancia en destino será amplia. Una de ellas es alquilar un apartamento, ya que es mucho más barato que un hotel y podemos cocinar y tener una mayor libertad y privacidad.

Alquilar un apartamento en vacaciones tiene varias ventajas y desventajas, y deberás analizarlas para saber si realmente te compensa no solo en el plano económico sino también en cuanto a las prestaciones que puedes tener en él. Toma nota de todos los detalles y unos cuantos consejos para hacerlo:

– La primera ventaja es que es más barato que un hotel y no tendrás un límite de horarios ni de espacios, podrás utilizar todas las estancias del apartamento y durante todo el día, así como entrar y salir siempre que quieras sin tener que preocuparte de una hora de cierre ni de comidas.

– Cuando vayas a alquilarlo fíjate bien en si pertenece a un propietario o a alguna agencia, al igual que hacerlo por internet o con una agencia de viajes. Contrasta siempre información y busca información de otras personas que se hayan alojado allí para conocer sus experiencias.

– Lo ideal es que puedas visitar el apartamento antes de pagarlo ya que en algunos casos las imágenes que se ofrecen por internet no se corresponden con la realidad y las instalaciones pueden estar en peores condiciones. Si contratas directamente con un propietario negocia para poder verlo en persona antes de abonar cualquier cantidad.

– También se recomienda firmar un contrato antes de pagar la señal o la totalidad y reflejar en él el tiempo de estancia, a quien corresponden los gastos de servicios como agua, electricidad, gas, etc y sobre todo una cláusula de cancelación para saber qué sucederá con tu dinero si por cualquier imprevisto debes cancelar tus vacaciones y marcharte de la ciudad.

– Una vez que lo hayas alquilado y que te instales en él, es recomendable comprar unas cuantas cosas básicas para que tu vida allí sea mucho más cómoda, como por ejemplo tener algo para desayunar, comer y cenar aunque tengas pensado hacer esas comidas en el exterior. Yo, por ejemplo, también me llevo un juego de sábanas y toallas cuando voy a uno.

Vacaciones,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *