Conocer Namibia


Mirando al noroeste de Sudáfrica encontrarás una amplia multitud de espacios abiertos, eso es Namibia. Los desiertos que se extienden hasta el horizonte, los picos de montañas quebradas, las llanuras planas de grava brillante dejarán volar tu imaginación hasta límites insospechados. En el parque nacional de Etosha encontrarás imágenes inolvidables que tu cámara no puede dejar de captar: impresionantes leones, grandes árboles secos y leopardos agazapados.

Muchos países de África cuentan con una rebosante vida silvestre y paisajes poblados, pero otros pocos, como Namibia, se caracterizan por sus amplios horizontes despoblados. Los primeros navegantes en llegar fueron los portugueses en 1485, pero abandonaron rápidamente la desolada y peligrosa costa atlántica a la que llamaron “Costa de la Muerte“. A raíz de la llegada de los primeros misioneros y comerciantes, se instaló una colonia alemana en 1884.


Tras una amarga y sangrienta guerra de Bush contra la SWAPO (South West Organización del Pueblo de África), que luchaban por la libertad, Namibia quedó asolada pero finalmente consiguió su independencia el 21 de marzo de 1990. Aunque la mayoría de las anteriores influencias coloniales han desaparecido, a dondequiera que vayas encontrarás las huellas de los últimos castillos y fuertes alemanes. También, y como curiosidad, encontrarás grandes influencias en la comida.


Namibia ha sido tallada por las fuerzas de la naturaleza. Destaca su gran riqueza mineral: diamantes, uranio, platino, plomo, zinc, plata, cobre, estaño, etc. Hoy en día la mayoría de los namibianos se dedican al sector agrícola, sobre todo en explotaciones de grandes fincas ganaderas y otras granjas más pequeñas.

Namibia,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *