Cómo preparar un botiquín de viaje

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ya llegó el verano y mucha gente comenzará a disfrutar de sus vacaciones en los próximos días, lo que supone que esta semana ya habrá muchas personas que empiecen con los preparativos para poder tenerlo todo bien organizado cuando llegue el momento de viajar. A la hora de preparar la maleta hay que tener en cuenta un elemento que muy poca gente aprecia pero que es muy útil para un viaje: un botiquín.

No se trata de llevar un botiquín real que ocupe mucho sino de preparar uno pequeño que pueda ofrecerte algunas soluciones en el caso de que te suceda algo. Toma nota de estos consejos para preparar un botiquín de viaje:

– Lo primero que tienes que hacer es acudir al médico o a la farmacia para que te asesoren sobre lo más indicado para llevar según tu destino. No es lo mismo ir a la playa de la ciudad de al lado que a un país al que necesitas vacunas, así que ten en cuenta lo que te encontrarás en destino para poder ir totalmente preparada.

– El número de días que vas a estar fuera también tienes que tenerlo en cuenta para saber las cantidades que llevarás, especialmente si estás tomando alguna medicación. Lleva siempre el doble de lo que tienes que tomar por si pierdes una parte de la medicación o por cualquier cosa que pueda surgir.

– El botiquín deberás guardarlo en un sitio al que no puedan acceder los niños y que esté también protegido del calor, la luz y la humedad. Guarda los medicamentos en sus envases originales para que puedas saber la caducidad de los mismos y no tires los prospectos para poder tener toda la información.

– Incluye antisépticos para prevenir infecciones como alcohol al 70%, jabón, solución salina normal, mercromina, etc.

– También hay que meter material de curación como gasas, algodones o vendas para poder tapar heridas o quemaduras.

– En cuanto a los medicamentos que debes incluir, al margen de los que estés tomando, lo recomendable es tener aspirinas, paracetamol, antiinflamatorios y algún antibiótico por si contraes alguna infección. También vendrán bien antihistamínicos y unas cuantas vitaminas.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *