Cómo evitar robos en casa durante las vacaciones de verano

casa-de-noche
Llega el ansiado momento del año en el que por fin podemos descansar, desconectar y disfrutar de una merecida recompensa en forma de vacaciones en la playa, viaje o escapada a la naturaleza. Pero para poder tener la tranquilidad de que cuando retornemos todo en casa va a estar como lo dejamos, es esencial adoptar una serie de precauciones básicas.

Así, para evitar padecer robos mientras estemos fuera resulta primordial tomar medidas preventivas, disuasorias y paliativas, que abarcarían desde pautas para no darles pistas a los amigos de lo ajeno sobre nuestra ausencia, hasta contratar alarma para casa, que esté conectada a una central que ofrezca una respuesta inmediata al detectar un intento de intrusión.

Cuidar la información que damos

Los ladrones saben que con el éxodo vacacional de verano las condiciones son propicias para hacer su agosto particular, por lo que ser cautelosos a la hora de revelar que nos vamos de vacaciones es fundamental, ya que nunca sabemos quién puede estar ávido de aprovechar esa información.

Por ello, no hay que pregonar que no estaremos en casa si observamos que hay desconocidos alrededor, ni cuando recibimos llamadas presuntamente comerciales. E igualmente, debemos tener mucha precaución con la información que ofrecemos en las redes sociales. Siempre va a ser preferible aguardar a nuestra vuelta para empezar a publicar las fotos sobre nuestras vacaciones, evitando así que estas delaten nuestra ausencia con la peligrosidad que esto conlleva.

No dar la sensación de que la vivienda está vacía

Asimismo, no hay que ponérselo fácil a los delincuentes dándole pistas que descubran que la vivienda está temporalmente deshabitada.

Idealmente, habría que contar con una persona de confianza para que periódicamente vacíe el buzón, abra y cierre la puerta (para impedir el uso de ‘testigos’ para detectar que la casa se encuentra vacía), o vaya variando la altura a la que están subidas las persianas y la disposición de las cortinas.

Además, si el hogar cuenta con sistemas domóticos sería recomendable programar todos aquellos aspectos que puedan confundir a los ladrones: activación de luces, movimientos de persianas, etc. Al igual, que también se pueden las prestaciones de encendido y apagado automáticos que brindan dispositivos como los televisores.

Medidas activas de protección

Con todo, las medidas pasivas referidas hasta ahora aunque pueden contribuir a que nos podamos ir de vacaciones algo más tranquilos, ni mucho menos brindan una protección plena. Para obtenerla, hay que barajar la contratación de soluciones de seguridad adecuadas como las alarmas conectadas a una centralita, que garantice una óptima respuesta en caso de que se produzca un intento de intrusión.

En este sentido, resulta primordial que la empresa por la que optemos ofrezca un servicio de protección 24/7, con capacidad de movilizar los medios necesarios a los pocos segundos de saltar la alarma.

Esperamos que te hayan sido de utilidad estas recomendaciones sobre cómo evitar robos en casa durante las vacaciones de verano, y que puedas disfrutar de esos días de merecido descanso y desconexión con la tranquilidad de saber que cuando vuelvas a tu hogar todo estará como lo dejaste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.