Cinco monasterios de España en los que merece la pena dormir

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Monasterio de Poblet
¿Sabías que en España hay alrededor de 1.000 monasterios? Eso sí, no en todos ellos se puede dormir. De hecho, en la mayoría de los que tienen hospedería (unos 600) solo se puede pernoctar con recomendación. Afortunadamente, algunos de estos edificios ofrecen alojamiento a todo tipo de personas, permitiéndonos disfrutar de una experiencia única. Además, algunos monasterios han dejado sus fines religiosos y se han convertido en hoteles.

Sin duda, pasar la noche en un monasterio es una experiencia mágica, independientemente de que siga activo o que se haya convertido en un hotel, ya que podrás descansar lejos del mundanal ruido en un entorno arquitectónico y natural incomparable. Y es que estos edificios fueron creados precisamente para transmitir aislamiento y tranquilidad. Hoy en Vuela Viajes queremos proponerte 5 monasterios en los que merece la pena dormir, edificios que nos proponen desde Guía Repsol. ¿Te gustaría acompañarnos?

Monasterio de Poblet, Tarragona

Monasterio de Poblet1
El primer monasterio que nos recomiendan desde Guía Repsol es el de Poblet, conocido oficialmente como Real Monasterio de Santa María de Poblet. Situado en la provincia de Tarragona, alcanzó su máximo esplendor en el siglo XIV. Fue abandonado en 1835, aunque el edificio volvió a estar activo en 1935 y ocupado por los monjes a partir de 1940. Hay dos posibilidades de alojamiento: en el interior del recinto monástico, una opción que solo está dirigida a los hombres; y en la hospedería externa, que fue construida en 2010. Es importante tener en cuenta que el monasterio ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Hospedería San Martín Pinario, Santiago de Compostela

hospederia san martin pinario
En Santiago de Compostela podrás disfrutar de la experiencia de vivir en un monasterio del siglo XVI. Nos estamos refiriendo a la Hospedería San Martín Pinario, que dejó de ser monasterio en el siglo XIX, aunque hoy en día sigue siendo un lugar súper tranquilo. Situada en el centro histórico de la ciudad, frente a la Catedral, sigue acogiendo a los peregrinos que acuden a visitar la tumba del Apóstol. Eso sí, la hospedaría ofrece diferentes soluciones de hospedaje, incluyendo habitaciones dobles, individuales y alojamiento para peregrinos.

Monasterio de Santa María de Huerta, Soria

Monasterio de Santa Maria de Huerta
Desde Guía Repsol también nos proponen el Monasterio de Santa María de Huerta, que fue construido entre los siglos XII y XVI en Santa María de Huerta, una localidad de la provincia de Soria. En este espectacular edificio todavía vive una comunidad religiosa, que tan solo ofrece 7 habitaciones parar huéspedes. Además, el plazo máximo de estancia es de solo 10 días. Si quieres pasara aquí una o varias noches deberás reservar con bastante antelación, sobre todo en verano y fechas señaladas. Por otro lado, queremos comentar que los huéspedes pueden participar en la vida monástica de la comunidad si así lo desean.

Monasterio de Santa María del Olivar, Teruel

Monasterio de Santa Maria del Olivar
En la provincia de Teruel encontramos el Monasterio de Santa María del Olivar, que fue levantado en Estercuel entre los siglos XVI y XII. Ocupado por monjes mercedarios, alberga una hospedería con 30 habitaciones en las que merece la pena alojarse hasta en invierno, cuando las estancias resultan tremendamente acogedoras. Además, aquí es posible encontrar un albergue, una zona preparada para campamentos y tres apartamentos. Este lugar es ideal tanto para los que necesiten descansar como para los aficionados al senderismo, ya que existen varias rutas a su alrededor.

Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, Cáceres

Real Monasterio de Nuestra Senora de Guadalupe
Por último, queremos hablar del Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, que se encuentra en la localidad cacereña de Guadalupe. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ofrece un hotel situado en el conjunto del monasterio con 47 habitaciones. Más allá de sus interiores, donde es posible apreciar una mezcla de estilos (gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico), destacan las vistas a la sierra de Guadalupe.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *