Castillos muy cinematográficos que debes (o deberías) visitar

castillos-turismo
El cine se ha convertido en un buen dinamizador del turismo. No son pocas las personas que van a visitar lugares, ciudades, calles, tiendas, cafeterías, restaurantes… en los que se ha rodado alguna escena o bien ha tenido lugar el rodaje de una película cinematográfica o una serie para televisión. Esto ha llevado a que haya países que han organizado rutas en torno a los escenarios en los que se han rodado las diferentes escenas y que estos lugares, si la película ha tenido mucho éxito, se conviertan en prácticamente un centro de peregrinación para los cinéfilos. Esto no solo sucede con las ciudades o municipios, sino con entornos concretos como, por ejemplo, los castillos. Y es que hay algunos de ellos muy famosos por haber aparecido en películas o bien haber sido la fuente de inspiración en el caso de películas de dibujos animados. Al margen de este aspecto, lo cierto es que todos ellos tienen una gran belleza y elementos muy atractivos por los que bien merecen la pena una visita turística.

El castillo del Conde Drácula

Si hay un castillo famoso en el mundo entero es el de Drácula. Este personaje de ficción creado por Bram Stoker vivía en el que es el Castillo de Bran, aunque pocas personas lo conocen en realidad por este nombre.

Este castillo medieval está en Rumanía. En concreto, se halla a una distancia de alrededor de 15 kilómetros al noreste de Brasov. Su principal atractivo es, precisamente, la leyenda sobre Drácula, alimentada por la historia de ‘Vlad el empalador’ del que se afirma que nunca vivió allí. No obstante, si se visita, también se quedará impresionado al verlo por estar situado en lo alto de una roca de 200 metros de altura.

Otros elementos que llaman la atención son sus torres y torreones, así como sus 60 habitaciones a las que se accede por unas sinuosas y muy estrechas escaleras. Además, todas están conectadas por pasajes subterráneos. Otros atractivos son los muebles, las armas y armaduras de épocas comprendidas entre los siglos XIV y XIX.

castillos-turismo

Castillo isleño

Otro de los castillos más populares y conocidos es el de Mont Saint-Michel (también conocido como Monte San Michel), que está en Normandía. En él, se han rodado diferentes películas y series de intriga, ya que su entorno –está en una bahía– invita a ello al estar rodeado de agua y no ser siempre fácilmente accesible en función de las mareas.

Dentro de los títulos en los que aparece está, por ejemplo, ‘La sombra del Monte Saint-Michel’. No obstante, también ha servido de inspiración para la película ‘Enredados’ de Disney, ya que es el castillo en el que secuestraron a Rapunzel.

En un bosque

Otro castillo que ha protagonizado diferentes escenas cinematográficas y televisivas es el Castillo de Neuschawanstein, que está en medio de un bosque de Baviera. Destaca sobre todo por su obra arquitectónica, que ha servido para recrear castillos de ensueño como el de Cenicienta.

En un acantilado

Los amantes del cine y de las series televisivas tienen también una cita en el Dunnottar Castle, que está en las Higlands escocesas, muy cerca de Aberdeen. Este castillo llama la atención principalmente por estar al borde de un acantilado con unas impresionantes vistas del mar. Y, aunque hoy en día está medio derruido, ha servido de gran inspiración para recrear todo el entorno de películas como ‘Brave’.

Castillo español

Y dentro de este listado, no puede faltar uno español: el Alcázar de Segovia, que está situado en la Ciudad vieja de esta parte de la capital. Este castillo-palacio es de finales de la Edad Media y comienzos de la Edad Moderna, llamando especialmente la atención por su forma de proa de barco.

Este entorno ha servido de inspiración también para bastantes películas, destacando algunas de Disney como el castillo de ‘Blancanieves’ con el que guarda un gran parecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *