Bhután: la tierra del dragón relámpago


Asentado en lo alto de la imponente cordillera del Himalaya, el Reino de Bhután se resiste a globalizarse prefiriendo mantener su paraíso oculto.

Es una tierra donde es ilegal la compra de cigarrillos, el arroz es de color rojo y los chiles no son sólo un condimento, sino todo el plato. Es también una tierra profundamente budista, donde los hombres deben llevar su túnica al trabajo y donde la felicidad nacional bruta se considera más importante que el Producto Nacional Bruto.


También el turismo en Bhután es único. Es el Gobierno Real de Bhután quien fija unos precios de venta mínimos para los viajes organizados al país que deben abonarse en dólares estadounidenses antes de llegar:

$200 USD por persona y día en temporada alta (marzo, abril, mayo, junio, septiembre, octubre, noviembre, diciembre)
$165 USD por persona y día en temporada baja (julio y agosto)

El precio incluye: alojamiento, todos los impuestos internos y cargos, viajes con guía turístico butanés con licencia, transporte interno incluido y equipo de camping y transporte por carretera para rutas de senderismo. Lo que no encontraremos será estilo mochilero de viajes independientes.


Es el último bastión del Budismo Vajrayana, que es la práctica espiritual conocida como una de las escuelas de enseñanza más profunda en el mundo Budista.
Los sagrados monasterios que cuelgan de sus precipicios más escarpados, los monjes con sus rojas togas entonando sus cánticos día y noche dotan a este pequeño reino de un aire de tiempos pasados.

Si decides visitar Bhután serás uno de los pocos viajeros del mundo que van a experimentar el encanto y la magia de uno de los pequeños países más enigmáticos que existen.

Bután,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *