Viajar a Nueva Caledonia


Nueva Caledonia ofrece una interminable variedad de paisajes, algunas de las mejores playas de arena blanca del Pacífico y refugios de montaña espectaculares a todos aquellos que deciden visitarla. Está rodeada por unos 1.600 kilómetros de un largo arrecife de coral, que forma la laguna más grande del mundo.

Nueva Caledonia no es de origen volcánico, al igual que las zonas vecinas, pero sí que es un fragmento de un antiguo continente que desapareció hace unos 250 millones de años. Como tal, su flora y fauna han evolucionado de forma aislada, y ahora son únicas. Una gran variedad de especies endémicas han surgido por toda la zona. Nueva Caledonia es la tercera isla más grande de la región del Pacífico después de Papua Nueva Guinea y Nueva Zelanda.

Se convirtió en una colonia francesa en 1853 y territorio francés de ultramar en 1946. La población indígena ha tratado de liberarse de la dominación francesa en varias ocasiones, incluyendo la rebelión de canaco de 1878. Los conflictos siguen estallando hoy en día, lo que refleja que los ciudadanos no están de acuerdo con los autoproclamados gobernantes, las pruebas nucleares francesas que se realizan en la región y otro tipo de problemas.

Si quieres conocer sus especialidades culinarias, puedes hacerlo en los variados restaurantes que encontrarás. Encontrarás restaurantes africanos, chinos, franceses, indonesios, italianos y, también, de comida española. Las especialidades que no debes dejar de probar son:

– Langostas, camarones, cangrejos
Ostras de los manglares
– Las ensaladas de pescado crudo marinado en jugo de limón.
Bougna que es un pescado o pollo envuelto en hojas de plátano y cocinado sobre piedras calientes cubiertas con arena

Viajes,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *