Si vas a comer en China…


La cultura china valora muchísimo la vida familiar, el respeto a los mayores y el respeto a las tradiciones. Para ellos, cualquier pretexto es bueno para organizar una comida en el que se reúne a toda la familia.

La primera dificultad que vas a encontrar a la hora de degustar un buen menú chino es el uso de los palillos. Lo mejor es que busquemos un buen maestro y que practiquemos mucho.

Avisaros que un gesto considerado de mala educación es juguetear con los palillos en la mesa o hacer ruidos con ellos, o sea, que cuando no estemos comiendo debemos dejarlos sobre la mesa. Prepararos para las diferencias que encontraréis en la forma de comer, la disposición y orden de los platos, la postura en la mesa, etc.

En China consideran “poco adecuado” comer con la cabeza erguida. No está bien visto utilizar las manos para comer, en cambio es totalmente normal sorber y escupir los huesos en el mantel.


Tradicionalmente la comida no se termina en el restaurante, nuestro anfitrión chino seguirá pidiendo platos mientras vea que seguimos comiendo, debemos evitar dar la sensación de que la cantidad de comida que se ha puesto en la mesa es escasa.

Normalmente las comidas más formales empiezan con platos fríos (siempre un número par), después los fritos, a continuación el pescado y por último la sopa.

Mientras se espera la comida lo normal es que nos sirvan frutos secos y té caliente. Si hay platos dulces no tiene por qué servirse al final de la comida. La comida se puede acompañar de té caliente o cualquier otra bebida fría que nos apetezca.

China,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *