Shi Cheng, una ciudad milenaria sumergida en China

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Recorrer ruinas históricas es una de las actividades que más interés tiene entre los turistas de todo el mundo, aunque pocas ruinas hay tan asombrosas como las que se encuentran en el fondo del lago chino de Qiandao, en la provincia oriental de Zhejiang.

Se trata de Shi Cheng, una antigua ciudad levantada durante la dinastía Han Oriental (25-220 después de Cristo) y conocida como la Ciudad del León. ¿Quieres saber más sobre estas increíbles ruinas sumergidas que se pueden recorrer con gafas de buzo y bombona de oxígeno? ¡Pues atento!

Los cinco leones

Shi Cheng fue hundida cuando en 1959 se terminó la presa hidroeléctrica del río Xin’an, creando un enorme lago artificial con un millar de islitas. El nombre de esta ciudad sumergida hace alusión a la montaña que se elevaba a sus espaldas, el monte Wu Shi (cuyo nombre significa “los cinco leones”), así como a las cinco puertas de la ciudad (un número inusual, ya que normalmente las ciudades tenían cuatro).

Intacta a la revolución industrial

Sumergida a entre 26 y 40 metros, la ciudad ha permanecido, paradójicamente, intacta a la revolución urbanística que ha transformado China desde su apertura al capitalismo hace más de tres décadas, que ha arrasado buena parte de su patrimonio cultural.

Excursiones submarinas

Así, Shi Cheng ha conservado la muralla que la rodeaba y numerosos edificios de las dinastías Ming (1368-1644) y Qing (1644-1911). Lo mejor de todo es que todo esto se puede apreciar en las excursiones submarinas que organiza Big Blue, una agencia de buceo de Shanghái. Eso sí, los visitantes deben haber acreditado un curso de submarinismo avanzando para sumergirse.

Con sus respectivas cámaras resistentes al agua, los turistas submarinos deben ir pertrechados con un traje de neopreno porque la temperatura en el fondo ronda entre los ocho y los diez grados, mientras que en la superficie va de los once a los 32 grados.

China,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *