Manned Cloud, un zepelín convertido en hotel de lujo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

manned cloud
Hoy os queremos hablar de un proyecto que podría estar disponible para el turismo dentro de muy poco tiempo. Se trata del Manned Cloud, un zepelín con forma de ballena que se ha convertido en un hotel de lujo, al alcance de muy poca gente. Pese a que los viajes en zepelín quedaron cancelados de por vida tras el accidente del Dirigible Hindenburg en 1937 (desde entonces solo se utilizan para transportar carga y para publicidad), ahora podrían volver a ponerse de moda si el diseñador francés Jean-Marie Massaud y la agencia espacial francesa Onera consiguen llevar a cabo su proyecto con éxito y de manera fiable.

Manned Cloud está preparado para dar cabida a 40 pasajeros y 15 tripulantes. Además, según su diseñador, tendrá toda clase de lujos inimaginables:

Permitirá experimentar lugares exóticos y espectaculares sin ser intrusivos o explotadores.

Contará con un solarium en la parte superior de la nave. Además, también tendrán cabida un gimnasio y muchos lujos más, dirigidos a un público selecto que podrá pagarse el elevado coste que tendrá cada billete.

manned cloud 2

Bases sólidas para que sea realidad

Es evidente que este proyecto es mucho más fiable que aquellos zepelines que sobrevolaban los cielos a principios del siglo XIX, aquellos que se parecían mucho al primer zepelín creado por el conde Ferdinand von Zeppelin. A comparación con el Zeppelin NT de aquella época, son muchos los cambios experimentados. Se ha conseguido pasar de una autonomía de vuelo de 24 horas y 900 kilómetros a otra bien distinta de 5.000 kilómetros sin escala. Además, conseguirá alcanzar los 170 km/h aunque la velocidad de crucero será de 130 km/h. Anteriormente lo máximo que se podía alcanzar eran los 70 km/h.

Por cierto, este gigante tendrá unas medidas de 210 metros de largo, 80 de ancho y nada más y nada menos que 50 metros de altura. Casi nada.

¿Os atreveréis?

Turismo,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *