Las playas de España que debes (o deberías) visitar una vez en la vida

playas
Pronto llegan las vacaciones y apetecer ir más a la playa, aunque es un destino igualmente ideal para un fin de semana. España es uno de los países que más posibilidades ofrece para disfrutar de sol, arena y mar. Dentro de esta amplia variedad, hay una serie de playas que destacan por su belleza o por su paisaje particular. Son entornos que bien merece la pena ver, al menos, una vez en la vida. Aquí te hacemos una propuesta de las playas que tendrías que conocer. Ya adelantamos que seguro que repites en más de una ocasión.

Las playas

La primera parada de este recorrido por las playas de España lo hacemos en Ses Illetes, en Formentera, para disfrutar de arena blanca y aguas turquesas. Esta playa está considerada como una de las más bellas de las Islas Baleares. Y no es para menos. Su entorno dentro del Parque Natural de Ses Salines de de Eivissa y Formentera hacen que el paraje sea idílico.

Otra de las playas es Cala Granadella, en Jávea (Alicante), que se halla en el Parque Forestal de la Granadella. Sus cantos rodados y aguas azuladas conforman un paraje ideal rodeado de acantilados y un espeso pinar.

La ruta nos lleva hasta Vigo para detenernos en la Playa de Rodas, que es la más grande de las Islas Cíes. Todo un paraje natural en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas para disfrutar de aguas cristalinas de arena blanca y fina y vegetación de bosques que prácticamente llegan a los arenales.

playas
Ya en Almería, nos paramos en la Playa de los Genoveses, situada en el Parque Nacional Cabo de Gata. De ella, llaman la atención las dunas de arena fina y las aguas cristalinas. Además, en su entorno no hay ninguna edificación.

Dentro de las islas, no hay que olvidarse de la Macarella, en Menorca, por sus aguas cristalinas y su entorno de acantilados y bosques de pinos. Paisaje diferente se observa en la Playa de las Catedrales, en Lugo, ya que ella destaca por sus formaciones rocosas con arcos de hasta 30 metros de altura y pequeñas cuevas y grutas.

Finalmente, hacemos parada en la Playa de Gulpiyuri, en Asturias, que es de interior y sin salida directa al mar, llamando la atención la cueva que permite el paso de la marea y el oleaje, así como en Lanzarote para ir a la Playa de Papagayo, en el Parque Natural de Los Ajaches para disfrutar de un entorno virgen de la arena dorada y las aguas turquesas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.