La Plaza de la Concordia en París

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


París es una de esas ciudades que tienes que visitar al menos una vez en la vida, y que una vez que lo haces siempre prometes que volverás para poder descubrir todo lo que no te ha dado tiempo. Entre las muchísimas cosas que puedes ver allí está la Plaza de la Concordia, una de las principales plazas públicas de la capital francesa y que está en el extremo oriental de los Campos Elíseos.

Esta plaza fue diseñada por Ange-Jacques Gabriel en el año 1755 para ser un foso entre los Campos Elíseos y el Jardín de las Tullerías, y se decoró con estatuas y fuentes. Al principio se le nombró Plaza de Luis XV ya que era quien reinaba en ese momento. En la parte norte hay dos edificios de piedra que a día de hoy siguen siendo excelentes ejemplos de la arquitectura del estilo Luis XV. Uno de los edificios fue la Secretaría de Marina y después se convirtió en la vivienda del duque de Aumont.

Una de las estatuas era de Luis XV y fue derribada durante la Revolución Francesa, pasando a llamarse la Plaza de la Revolución, y después de varios cambios de nombre más consiguió el definitivo en el siglo XIX. En el centro de la plaza hay un espectacular obelisto egipcio que está decorado con geroglíficos y que recuerda el reinado del faraón Ramsés II (el gobierno egipcio lo donó en 1829).

La Plaza de la Concordia es la segunda más grande de Francia, únicamente por detrás de la Plaza de Quinconces que está en Burdeos, aunque en cuanto a fama sin duda es la más conocida de todo el país. Al lado de la plaza hay un espectacular jardín que te lleva a los Campos Elíseos, y desde la plaza se ven los mismos y el Arco del Triunfo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *