Historia y brujas en Cervera


El municipio de Cervera es capital de la comarca de la Segarra y está situado en la provincia de Lérida. Sus inicios como población se remontan al siglo VI a.C., aunque la documentación que existe al respecto data del siglo XI d.C.

Su antigua estructura debió ser cerrada, utilizando las paredes exteriores de las casas como muralla de la ciudad. Paseando por las calles de Sabater (Zapatero) y de les Bruixes (de las Brujas), podemos observar los vestigios de esta curiosa estructura.

Lugares de interés

La Universidad de Cervera – Es una de las edificaciones más importantes del siglo XVIII en Cataluña, construida a partir de un decreto de Felipe V, en el año 1717. Su estructura es neoclásica aunque barroca en muchos elementos decorativos.

Iglesia de Sant Antoni – Si bien, el edificio actual es de estilo neoclásico, se pueden ver restos de las antiguas construcciones desde su origen medieval. Fue concebida como hospital en el siglo XIII para curar el mal de fuego, una enfermedad causada por un hongo del pan.

El hospital Berenguer de Castelltort – Data de la misma época que la universidad y las similitudes de ambas se evidencian, principalmente, en el claustro de los peregrinos.

Murallas – Hasta el siglo XIV, las mismas casas que únicamente tenían puertas en calles interiores, cerraban la ciudad. Posteriormente, durante el reinado de Pere el Cerimoniós (Pedro el Ceremonioso), se levantaron las murallas que todavía rodean la ciudad por la parte oriental.


La calle Mayor – Conserva algunos de los porches o arcos que parten desde la Plaza Mayor.

Iglesia de Sant Agustí
– Situada en la calle mayor, destaca por un magnífico rosetón que preside la fachada, de estructura fundamentalmente gótica, pese a haber sido reconstruida.

Casa Johan – Al otro lado de la misma calle, destaca esta casa del siglo XVI, con un magnífico portal, ventanas con símbolos heráldicos y, bajo el alar del tejado, un interesante porche del desván de la casa.

Conjunto arquitectónico de la Compañía de Jesús – Sede de la antigua iglesia de Sant Bernat, donde se reunieron las Cortes Catalanas, en los años 1358 y 1359, para acordar la creación de la Generalitat de Catalunya y donde se firmaron los pactos matrimoniales entre Fernando de Aragón e Isabel de Castilla. En su interior se conserva la celda del filósofo Jaume Balmes con su dormitorio, la biblioteca de la época, un pequeño oratorio y la Cruz procesional de Sant Nicolau, una obra maestra de la orfebrería catalana.


La Paeria o ayuntamiento – Data del siglo XVIII y resalta de forma significativa por las ménsulas situadas bajo los balcones que representan el mercado, los sentidos corporales y la prisión. En su interior conserva un pozo de hielo de los siglos XVI-XVII, la capilla gótica de Santa Agueda, el salón de los reyes y el salón de sesiones de estilo rococó.


Iglesia de Santa Maria – De estilo gótico catalán, la iglesia conserva las imágenes románicas de la Virgen y el Niño .

El Aquelarre de Cervera

Además de destacar por su notable patrimonio arquitectónico, Cervera celebra desde hace más de treinta años, el famoso Aquelarre, el último fin de semana de agosto. En esta celebración de connotaciones históricas, sus calles centenarias se llenan de espectáculos, música, magia y esoterismo para que los visitantes puedan disfrutar de tres días lúdicos con sus noches llenas de misterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *