El Lago Turkana, en Kenia


El lago Turkana está en una región de Kenia que es un auténtico museo de antropología donde puedes encontrar algunos de los yacimientos paleontológicos más importantes del mundo y donde, además, conviven multitud de etnias. El lago se encuentra en un entorno cálido y muy seco, una joya llamada Mar de Jade. Aunque no sea un paisaje paradisíaco, sí tiene mucho encanto con una bonita puesta de sol y con esos colores cobrizos característicos del desierto.

En cuanto al mundo animal, en el lago no hay peces de colores sino enormes percas del Nilo y tilapias. Las lluvias son escasas por estas tierras, de hecho la leyenda dice que llueve cada diez años, pero con esto de las leyendas ya se sabe. Es la cuna de un Mono que un día decidió ponerse de pie y caminar sobre dos pies en vez de sobre cuatro patas. Es también el yacimiento de la humanidad. Aquí, en 1974 se descubrió una mujer menuda de más de tres millones de años, Lucy, quizás Eva o mejor el eslabón perdido, ¡quién sabe!.

El lago en su pasado tuvo una extensa población de cocodrilos, unos 14.000, y allí donde desemboca el río Omo fue territorio de la tribu del molo, que era conocida por la habilidad de sus miembros en la caza de cocodrilos de toda África. Metidos en un tronco con una lanza, un cuchillo y un simple arpón navegaban hasta la isla del Norte con el fin de obtener el alimento que el lago les brindaba. Como recomendación, si te gusta alojarte en hoteles de más estrellas allí no los encontrarás, pero sí buenos alojamientos en plena naturaleza para poder disfrutarla como se debe.

Kenia,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *