Viajar en solitario
Viajar solo puede tener sus ventajas. No hace falta tener pareja para conocer mundo. Cada vez hay más ofertas de viajes en agencias de viajes para personas solas en cualquier época del año y a precios realmente atractivos.

No hay nada mejor que planificar una vacaciones sin tener que ponerse de acuerdo con los amigos o la pareja. Vas a los sitios que quieres, el tiempo que quieras y haciendo lo que te de la gana. La libertad para realizar un viaje placentero es fundamental.

Existen iniciativas de viajes en grupos reducidos a bajos precios pero solo puedes optar si vas solo. Personas unidas con el único deseo de conocer un mismo destino. Sin relaciones ni compromisos de por medio.

Cada vez son más los que se deciden por lanzarse a la aventura de romper con la vida cotidiana y compartir vivencias con extraños compañeros de viaje. Conocer mundo sin ideas preconcebidas y sin renunciar a nada.