Viajar con poco dinero
Con la mala situación económica son pocos los que se plantean hacer una escapadita turística, pero viajar en tiempos de crisis puede salir realmente barato. Las compañías de vuelos, agencias de viajes y hoteles, lanzan todo tipo de ofertas y promociones imponentes para animar a los consumidores.

Iberia se apretaba el cinturón lanzando dos millones de vuelos a mitad de precio. Mientras que otras como Vueling ponían a la venta un millón de plazas desde 30 euros. Gracias a ofertas como estas, muchos españoles se deciden a viajar, conocer mundo y olvidarse de las preocupaciones. Así, en 2008 se realizaron en España alrededor de 169 millones de viajes, lo que supuso un crecimiento del 7% con respecto al año anterior. ¿Dónde está la crisis?

Con las vacaciones de Semana Santa muy cerca, la imaginación, el ingenio y la planificación son claves para organizar unas vacaciones de bajo coste. Vuela Viajes te va a dar algunos consejos:

Utiliza las tarjetas de fidelización: La gran mayoría de cadenas hoteleras ponen a disposición de sus clientes este tipo de tarjetas, en las que se van acumulando puntos cada vez que se pernocte en cualquiera de los establecimientos y al llegar a una cantidad establecida se canjean por una noche de estancia gratis o en descuentos de entre el 10% y el 15%.

Busca en albergues o youth hostels: No siempre los hoteles y sus estrellas son la única opción de alojamiento, los albergues se suelen situar en el centro o en la parte histórica de las ciudades, por lo que el ahorro en gastos de transporte puede ser importante.

Intercambio de casas: Si lo que se busca es una opción de alojamiento realmente barata esa es la del intercambio de casas. Te puedes ahorrar mucho dinero en hotel, en gasto de comidas fuera de casa, y en transporte si también utilizas el servicio de intercambio de los vehículos. Recuerda informarte bien sobre las condiciones del intercambio (no todos son iguales).

Busca ofertas de última hora por Internet: De forma online podrás buscar todo tipo de paquetes vacacionales a muy buen precio o billetes de avión prácticamente a coste cero. Es cuestión de paciencia y búsqueda, siempre se encuentran chollos interesantes.