La Fiesta medieval de Montblanc
Situada en la comarca tarragonesa de la Conca de Barberá y declarada Conjunto Histórico-Artístico, la villa de Montblanc se viste de gala cada año para celebrar su famosa Fiesta medieval de la Leyenda de Sant Jordi. Desde hace una veintena de años, los habitantes de Montblanc, unidos por el amor a su tierra y el afán de dar a conocer su historia, transforman el lugar y sus gentes en una auténtica villa medieval.

Entre los numerosos actos que se celebran, el más emblemático de esta semana medieval, que se celebra desde finales de abril a principios de mayo, es el de la Leyenda de Sant Jordi. En esta representación, el rey y su familia así como los nobles de la ciudad, son testigos de la llegada de las fuerzas maléficas encarnadas en la figura de un terrible dragón. Para calmar la furia de esta bestia se le ofrecen animales para comer, pero cuando se acaban solamente queda sacrificar personas. Durante el sorteo, la princesa es elegida y en su camino al sacrificio sucede algo extraordinario, un hecho que dado lugar a la famosa Leyenda de Sant jordi.

La Fiesta medieval de Montblanc
Otro de los actos que forman parte de la leyenda es la Entrega de la Rosa. En este evento, coincidiendo con la festividad de Sant Jordi (23 de abril), el caballero Sant Jordi hace entrega de una rosa a la princesa como símbolo universal de amor. El acto concluye con diferentes bailes, a cual más vistoso: el baile de banderas protagonizado por las cuatro casas nobiliarias, el baile del pueblo realizado por las clases humildes, y el baile de los nobles ejecutado por las clases nobles de Montblanc.

En el espectáculo de Las Rondas Trovadorescas, es el pueblo de Montblanc quien invita a la nobleza a participar en el gran pasacalles y la cena real. Los juglares, en representación del pueblo, recitan poemas para halagar a la nobleza y de esta manera, el rey, Sant Jordi, la princesa y toda la corte se unen a la fiesta.

La Fiesta medieval de Montblanc
El Pregón de la Semana Medieval, además de un acto protocolario, es un espectáculo de luz y color que inicia la festividad. Durante la ceremonia, todas las clases sociales representadas en esta semana de actos, bailan para deleite de los presentes.