Escapada a Regensburg en Alemania
En Alemania hay un montón de ciudades por descubrir y que no son tan famosas como Munich, Frankfurt o Berlín pero que tienen muchísimos lugares de interés que las convierte en un destino ideal si quieres visitar un sitio bonito que no sea lo que visita todo el mundo. Una de estas ciudades es Regensburg, que está a 125 kilómetros de Munich y que se ubica a orillas del río Danubio, un lugar espectacular.

Es una típica ciudad medieval que enamora en cuanto la pisas, especialmente si te gusta este estilo de ciudades, de hecho, está considerada como la ciudad medieval que mejor se conserva de todo el país, y eso es algo que te queda claro cuando comienzas a callejear y a ver todas sus casas antiguas que todavía están ahí en perfectas condiciones desde el siglo XIII.

Regensburg es un lugar que muchos visitan ya que es una de las paradas en muchos de los cruceros fluviales por el Danubio, así que recibe un gran número de visitantes cada año. En esta mágica ciudad puedes encontrar un puente de piedra del siglo XII, iglesias, edificios muy antiguos, torres, murallas, pequeños palacios… todo ello en pie desde hace siglos y para cumplir una ley de 1970 que obliga a que la ciudad siga siendo medieval y no se vea invadida por las nuevas construcciones.
Escapada a Regensburg en Alemania
En Regensburg puedes encontrar también mucho ambiente joven gracias a que cuenta con una de las universidades más importantes del país, así que hay mucha juventud en la ciudad. Entre los lugares más interesantes que debes visitar está la Catedral de San Pedro, la Capilla de Todos los Santos o la Iglesia de Saint Ulrich. Lo mejor que puedes hacer al llegar es visitar la oficina de turismo ya que allí puedes concertar una visita guiada por algunas zonas.

El Puente Steinerne es el que debes coger para llegar al centro histórico, que se llama Aldstadt. En uno de los extremos del puente está la Torre del Puente, que en su interior tiene exposiciones sobre el Danubio, además de que puedes subir a lo más alto para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Si te gusta el turismo cultural tienes también varios museos de todo tipo, como el Museo Histórico, el Museo de Navegación o el Museo del Golf.